Un consejo :
Ingresa tu email y recibirás todas las semanas nuestro boletín con refrescantes artículos para reflexionar y emocionarse, enriqueciendo tu vida semana a semana. Y ademas, es gratis.
¡Ahh, antes que me olvide visita nuestra pagina de Facebook!
Printed from es.chabad.org
Contáctenos
Visit us on Facebook

"El Secreto del Pozo de Agua"

"El Secreto del Pozo de Agua"

"...y lo llamó Rejovot" (Bereshit 26:22)

E-mail

En el párrafo bíblico de esta semana leemos sobre los tres pozos que excavó Itzjak, nuestro Patriarca. La Torá relata el tema en gran detalle, e incluso enumera los nombres de los pozos: "Eisek" (discusión), "Sitná" (acusación) y "Rejovot" (amplitud). El Rambán dice, que estos pozos aluden a los Sagrados Templos que serían construidos en el futuro. El primer Templo se llama "Eisek"; el segundo "Sitná"; mientras que el tercero se llama "Rejovot", puesto que "será construido sin pelea ni discordia, y el Altísimo ensanchará nuestro territorio".

También Abraham y Iaakov recibieron indicios sobre los tres Templos futuros, pero es con Itzjak que encontramos una alusión tan detallada, con tres nombres que encierran un sentido vinculado con cada uno específicamente.

Resulta entonces, que hay una relación especial entre los tres Templos y el patriarca Itzjak. Además, el hecho que la Torá haya elegido simbolizar a los tres Santuarios en la imagen de pozos de agua no es casual, con ello se desea expresar lo que son los Templos.

El Pozo y el Manantial

Hay un pozo de agua y hay un manantial. La diferencia entre ellos es, que el pozo es producto de la mano del hombre, que excavó en la tierra y descubrió agua, mientras que el manantial es obra del Cielo. Sin embargo, conjuntamente con que el pozo es hecho por el hombre, no es él quién crea el agua y tampoco quien lo hace venir de un lugar a otro; el hombre tan solo revela el agua que ya se encontraba allí desde antes. Las aguas estaban cubiertas y ocultas y el hombre con su esfuerzo, sólo los descubrió y les permitió fluir hacia fuera. Este es también el sentido del Sagrado Templo: su función primordial es revelar la Shejiná, la Presencia Divina- "Y harán para Mí un Santuario y Moraré en ellos". Por un lado somos nosotros los que debemos construirlo concretamente, con nuestra acción. Pero, no son nuestros actos los que generan la Santidad y la revelación de la Presencia Divina. Esta llega sola, desde Arriba, y nuestra función se resume a generar las condicione aptas para que Ella se pose.

Esfuerzo Personal

Esto nos explica la relación especial entre el patriarca Itzjak y la construcción del Sagrado Templo. Entre los tres patriarcas, es Itzjak quién expresa la tendencia del esfuerzo personal. La línea central de conducta de Abraham era "jesed"- generar el descenso de la bondad Superior hacia aquí abajo. El accionar principal de Iaakov era "Torá"- también ella fue entregada desde "Arriba". Mientras que el aspecto en el que concentraba Itzjak era "avodá"- el servicio a Di-s- el esfuerzo personal, a partir de uno mismo.

A Través del Exilio

Se despierta aquí un interrogante: el tercer Templo Sagrado no parece estar ligado al esfuerzo de la acción personal ya que descenderá desde lo Alto, y se llamará "la construcción del Altísimo". ¿Por qué entonces, éste también es aludido a través de Itzjak?

Pero la verdad es que, justamente el tercer Beit HaMikdash expresa más que los otros dos Santuarios el esfuerzo personal. El Tercer Templo llega después de la era del galut, un período de ocultamiento y de servir a Di-s a través de mucho esfuerzo personal. Es específicamente a través del duro trabajo espiritual de la época diaspórica que nos haremos acreedores de la construcción del Tercer Templo que será de una perfección total y perdurará eternamente.

(Likutei Sijot Tomo 30 Pág. 116)

Extraído de Shuljan Shabat, originalmente publicado en Sijat Hashabua, traducido por “La reflexión semanal”
© Copyright, all rights reserved. If you enjoyed this article, we encourage you to distribute it further, provided that you comply with Chabad.org's copyright policy.
E-mail
1000 Caracteres restantes
Deseo ser notificado cuando se publiquen nuevos comentarios.
Ordenar por:
Discusión (2)
3 Diciembre, 2011
Es arduo y muy difícil construir el Templo a Hashem, Bendito Sea, en nosotros mismos. Cada uno de nosotros, entonces, tendrá su propio Mashiaj. Y en conjunto, si todos nos esforzamos ¿Vendrá el Mashiaj universal?
Gastón Remy Llerena
Lima, Perú
8 Nov, 2010
El secreto del pozo
La definición de "amplitud" referente al tercer pozo hecho por nuestro Patriarca Isaac y su relación al Tercer Templo me han hecho reflexionar en el presente periodo de dificultades que vivimos los judíos.
Recuerdo que se hace alusión a que cuando murió Abraham, fueron Isaac e Ismael junto con toda la gente que dependían de ambos los que compartieron el duelo y lo llevaron al lugar en que reposaba Sara. Y así los dos hermanos distanciados por sus costumbres estuvieron unidos en la pena de la ausencia de su padre.
Parece imposible, impensable; pero creo que para cuando llegue el periodo de la construcción del Tercer Templo habremos de ver que todas las corrientes del judaísmo deben de fusionarse en una sola, pero quizá también, que se llegue al establecimiento de una era de paz y concordia con todas las naciones descendientes de Ismael, como aquella que se vivió en España antes del decreto de 1492.
DnTeo
Lagos de Moreno, Jalisco/México
Publicado en ES.CHABAD.ORG