Printed from es.chabad.org
Conmovedoras historias de todos los tiempos acerca de Janucá

Historias de Janucá

Historias de Janucá

E-mail
El Candelabro de mi Abuela
Mi abuela encendía cinco velas. Durante la semana de Janucá, ella agregaba dos ramas de dos velas cada una, haciendo un total de nueve velas. El candelabro estaba construido de forma que los posa-velas podían quitarse e insertarse en su lugar tacitas de aceite para el encendido especial de Janucá
Velas detrás de las rejas
¿Los prisioneros pueden encender las velas? Debemos valorizar la importancia de encender las velas para una persona que se encuentra sola en una celda. Es imposible calcular el calor y la esperanza que producen en un ambiente tan sombrío...
Una historia personal de Janucá
Cada judío tiene una chance. Cada judío tiene una chispa divina que solamente hay que darle aire, y brota en una potente llama. Con eso en mente tomé la decisión.
La Quinta Noche
El oficial observó durante un largo rato el candelabro Entonces, se dirigió a Reb Asher. "¿P'yat? (¿Cinco?)" preguntó."P'yat" respondió el jasid
Chispas Divinas en un Banco de Plaza
Las velas de Janucá logran derretir el corazón de un anciano.
El coche se veía magnífico. Me quedé parado admirando nuestra obra en medio de los copos de nieve que caían suavemente, debo admitir que era la mejor Menorá móvil que había visto en mi vida..
La Historia de Iehudit
Iehudit cruzó los portones de Betulia, vestida en sus prendas más finas. Estaba acompañada por su fiel doncella, quien portaba una cesta llena de panecillos, queso y un par de botellas de vino.
La Historia Completa de Janucá
Bajo el dominio de Siria
Conoce la historia completa de Janucá, desde la época de Matitiahu
Confia
Así que tendríamos que elegir entre el tentador asado y participar del encendido de las luminarias...
Janucá en Iran
En 1980, durante la ocupación iraní de la Embjada Americana, Rabí Hershberg tenía en su agenda viajar a Irán por un proyecto de servicio público
El día que me dije:
Me sentía demasiado en onda y moderna como para frecuentar a mis compañeros judíos quienes, para mi nivel de libertad, aparentaban sentir demasiado orgullo por su propia religión...
Perfectos Extraños
Un día un hombre se me acerca después de la clase. Estaba llorando, y me cuenta la historia más triste pero más inspiradora que haya escuchado durante largo tiempo: “un año antes de mudarme aquí perdí a mi esposa y dos de mis tres hijos en un accidente de auto. Estaba devastado....
Los Milagros Existen
En la oscura noche de invierno, iniciarán su celebración encendiendo la primera vela de Jánuca
En la oscura noche de invierno, iniciarán su celebración encendiendo la primera vela de Jánuca y recitando tres bendiciones.
Kharkov, 1995
Nunca me subo a un auto desconocido pero en Rusia es distinto
A los chicos norteamericanos siempre se les dice que nunca se suban al auto de un desconocido.
Publicado en ES.CHABAD.ORG